ACTIVIDADES

  • Son espacios de construcción del conocimiento, de educar y formar haciendo y obtener en cada experiencia una creación en conjunto, un aporte de todos para todos, en el que se fortalece la conciencia del ser y se nutren valores y principios fundamentales para la convivencia pacífica y armoniosa.

  • Son espacios de reflexión y crecimiento espiritual y personal, donde se provee un tiempo en el que el alma recuerda su misión y el espíritu se aleja del mundo terreno, para entrar en contacto con Su Origen Divino.

    A través del estudio del material de análisis y reflexión, se busca un alejamiento de lo mundano y un recuerdo del origen de nuestro ser, de nuestra integridad, nuestra voluntad, nuestra esencia, nuestra divinidad, y un vaciamiento del mundo, para dar cabida a un llenarse del Espíritu de Dios.

  • Son espacios de análisis de la cotidianidad, de toma de conciencia y de sanación interior, de perdón, de desprendimiento.

    De reflexión en torno a la decisión consciente, que se puede tomar para dejar ir aquello que aflige y tortura al alma, que contamina al ser y permitir que el amor sane, olvide y la paz sobrenatural invada nuestras vidas; y permita en el día a día un encuentro con nuestra decisión personal de optar por la paz.

    Un encuentro con lo más humano y lo más Divino, un encuentro con el propio ser, un encuentro cara a cara con nuestras faltas y debilidades; y un encuentro con la posibilidad de retornar al camino propuesto en el plan Divino, un encuentro cara a cara con Dios.